martes, 24 de abril de 2012

Cine negro del bueno

A estas alturas, sigue habiendo gente con estúpidos prejuicios hacia el cine español. De hecho el otro día pude vivirlo en primera persona, ya que un amigo se negó en redondo a ir a ver Grupo 7 alegando "que no iba al cine a ver películas españolas". Debo decir que este tipo de comentarios me irritan notablemente, ya que en mi opinión revelan una gran ignorancia y desconocimiento de lo que es el cine. La gran mayoría de los que despotrican sobre el cine patrio, lo hacen metiendo a todo y a todos en el mismo saco. Dicho esto, el otro día fui a ver la citada pelicula y salí de la sala realmente satisfecho. Mis expectativas eran considerables teniendo en cuenta que el director, Alberto Rodríguez, posee un currículum apreciable con cintas como 7 vírgenes, El traje o After. La historia cuenta los esfuerzos de un grupo de policia sevillano por "limpiar" las calles de la ciudad justo a tiempo para la Expo 92. Para empezar, se nota que el director conoce de cerca los ambientes turbios de la ciudad hispalense y nos sumerge de lleno en un submundo habitado por putas, yonkis, camellos,policías corruptos,... El reparto es inmejorable,alzándose sobre todos un espectacular (como siempre) Antonio de la Torre, aunque también son de valorar las interpretaciones del ídolo de las adolescentes Mario Casas y el resto de actores. Las escenas de acción son dignas del mejor cine americano, las persecuciones están llenas de tensión e intriga, el guión es complejo, los personajes son sólidos y con múltiples aristas y matices. Le pese a quien le pese, grupo 7 es una película magnífica y altamente recomendable.