sábado, 28 de abril de 2012

¿Se acabó una era?

Era una decisión que mucha gente ya intuía. Guardiola llevaba demasiado tiempo sin confirmar su renovación y esta mañana ha ocurrido lo que muchos culés se temían, finalmente ha decidido poner fin a su periodo como entrenador del Barcelona.

Nadie puede negar que estos 4 años de Guardiola han sido de los más exitosos que se recuerdan. Muchos pensábamos que su salto al primer equipo era prematuro, ya que su experiencia como entrenador se limitaba al filial y parecía un currículum escaso. No obstante, su hoja de servicios no podría ser mejor y parece que incluso ha creado un estilo que muchos opinan ha copiado incluso la selección española.

Una vez acabe de manera definitiva su relación con el Barça, lo interesante será ver si Pep acepta alguna de las muchas ofertan que sin duda recibirá para entrenar (probablemente en el extranjero). En el caso de que así sea, lo va a tener realmente complicado, ya que las expectativas serán las máximas y tan siquiera acercarse a lo logrado en estos años será tremendamente complicado. No sólo porque es casi imposible que consiga juntar un grupo de jugadores de tanta calidad de nuevo, sino porque además hay que admitir que en can Barça Guardiola era prácticamente el "niño mimado" y se le concedió todo lo que quiso y cuanto quiso. No volverá a dirigir a ningún otro club donde se sienta tan cómodo y tan arropado. Por eso, entrenar en un equipo completamente diferente podría ser una buenísima oportunidad para demostrar todo lo que vale como técnico y dejar claro que esto no sólo ha sido producto de la buena fortuna.