domingo, 22 de abril de 2012

Supuestos "clásicos"


En los últimos años hemos tenido varios cada temporada, con lo cual eso tan manido de "partido del siglo" perdía todo su sentido. Sin embargo, lo peor era que en los últimos encuentros cobraba mucha más importancia lo que ocurría fuera del terreno de juego (amenazas, peleas, dedos en el ojo, collejas,..) que el juego en sí mismo, lo cual resultaba verdaderamente patético para cualquier aficionado mínimamente racional.

Messi y Cristiano, en un partido en el Bernabéu. / CRISTOBAL MANUEL (el pais)

Este año todo apuntaba a que la tónica continuaría, los dos se jugaban mucho: uno asegurarse casi con totalidad el título de liga y el otro darle algo más de emoción. Pero contra todo pronóstico la tranquilidad fue la norma. Salvo algún incidente aislado,apenas hubo jugadas polémicas, ni piques, ni tanganas. Por primera vez en mucho tiempo el fútbol fue el protagonista y es de lo que hablan hoy los periódicos y aficionados.
El resultado fue lo de menos, anoche ganó el fútbol.