jueves, 26 de abril de 2012

La soñada final

El guión parecía hecho a medida, ambos equipos se enfrentaban en semifinales a rivales a priori inferiores. Todos estábamos convencidos de que "el dios del fútbol" nos había reservado una final de Champions League entre los dos mejores equipos del panorama futbolístico actual. Sin embargo todo se ha estropeado, la ida ya nos deparó sorpresas. El Barça fue incapaz de romper la muralla defensiva que planteó el Chelsea y un único gol de Drogba bastó para que los inglese viajaran con ventaja a Barcelona. En el partido de vuelta una sucesión de despropósitos y el infortunio ha permitido que uno de los equipos más rábanos que se recuerdan en los últimos años vaya a pelear por el título de campeón de Europa. El caso del Madrid ha sido algo diferente, el partido de ida estaba bien encarrilado, el 1-1 era un resultado favorable para sus intereses, no obstante Mario Gómez se encargo de aguar la fiesta y dar ventaja a su equipo para el siguiente partido anotando en el último minuto un gol vital para los suyos. El partido en Madrid no pudo empezar mejor, en el minuto 15 los de Mourinho ya vencían por 2-0 y parecían tocar con las manos la final. Nada de es ocurrió, primero un absurdo e innecesario empujón de Pepe motivó el 1-2 y que el partido llegase a la prórroga y ulteriormente a los penaltis. Aquí la mala fortuna se cebó con los madrileños y las 2 paradas de Casillas fueron en balde, ya que los errores de Cristiano Ronaldo, Kaka y Ramos sirvieron en bandeja a Bayern el pase a la siguiente ronda.